3.000 cuentas bancarias al descubierto: si un ‘hacker’ te avisa de un fallo, hazle caso

SOURCE: Noticias de seguridad informática http://noticiasseguridad.com/vulnerabilidades/3-000-cuentas-bancarias-al-descubierto-si-un-hacker-te-avisa-de-un-fallo-hazle-caso/
TAGS: hacker, SQL

Un fallo en la web de Juventudes Socialistas de España deja al descubierto datos personales de 3.000 afiliados. Un ‘hacker’ les avisó hace cuatro años pero no hicieron nada. Y no es el único caso.

“Les llamé cuando descubrí el fallo hace cuatro años. Me dijeron que estaban muy ocupados con un Comité Federal y no tenían tiempo para estas cosas. Hoy la web sigue mostrando los datos personales de más de 3.100 afiliados: móviles, cuentas bancarias al completo… Han pasado de todo”. Así explica un ‘hacker’ a Teknautas cómo descubrió un agujero en la web de Juventudes Socialistas de España (JSE): bastan unos cuantos clics para acceder a los datos privados de miles de afiliados de la organización. Pese a recibir el aviso, no tomaron medidas. Y es solo un ejemplo de algo que ocurre casi a diario: especialistas de seguridad que descubren vulnerabilidades en empresas y organismos, las reportan y nadie les hace caso o reaccionan demasiado tarde.

Este experto en seguridad, que prefiere mantener el anonimato para “evitar complicaciones”, señala que el fallo en la web de JSE es, desgraciadamente, bastante común en páginas de pequeñas empresas y organismos. Se trata de una inyección SQL consistente en infiltrar código ‘intruso’ en un aplicativo web sobre una base de datos. Es una de las vulnerabilidades más antiguas conocidas (reportada por primera vez hace casi 20 años). Aún así, afecta a miles de webs creadas con pocos recursos y que no han pasado una mínima auditoría antes de quedar accesibles ‘online’.

El caso de la web de Juventudes Socialistas es más delicado de lo normal por dos motivos: por haber sido avisados hace cuatro años y no reaccionar y, sobre todo, por la naturaleza de los datos que han quedado al descubierto. Se trata de fichas con información personal de más de 3.100 afiliados, desde el email al DNI pasando por móviles y números de cuentas corrientes al completo (IBAN incluido). Con esto se puede hacer de todo. “Es posible suplantar identidades en internet, firmar contratos a nombre de la otra persona o vender esos datos en la ‘deep web’ para que ciberdelincuentes realicen ataques más complejos”, explica el especialista en seguridad que ha dado con el fallo.

Acceso a la información de las diferentes federaciones regionales.
Acceso a la información de las diferentes federaciones regionales.

Entrar hasta la cocina de la web de JSE es rematadamente simple para alguien con mínimos conocimientos informáticos: basta con buscar en Google por ciertos parámetros que indiquen que una web puede ser vulnerable a una inyección SQL. Una vez confirmado, solo es necesario inyectar código en la sección de administración de la web para saltarse el proceso de autenticación del usuario. Listo, un posible atacante ya estaría dentro con acceso a la misma información (y con los mismos privilegios) que el administrador. Es decir, podría crear nuevo contenido, alterar el que ya existe y acceder a todos los datos a placer, tal y como se muestra en los pantallazos a continuación.

Afiliados de cada una de las federaciones regionales.
Afiliados de cada una de las federaciones regionales.

“Cuando me puse en contacto con JSE hace cuatro años hablé con el responsable de modernización e innovación, Rafael Oñate Molina. Me dijo que estaban preparando un Comité Federal y no tenían tiempo en ese momento. Hace unos días me acordé, volví a probar para ver si lo habían solucionado y nada, sigue igual”, dice frustrado. Harto de la pasividad, ha decidido primero reportarlo a la unidad de delitos telemáticos de la Guardia Civil, y luego hablar con un medio para “concienciar sobre la importancia de solucionar este tipo de vulnerabilidades”. Y, “para evitar malentendidos”, precisa que en ningún momento “robó” la base de datos. “Se podría haber hecho, volcarla al completo. Pero no lo hice, simplemente entré en el aplicativo web que muestra los datos almacenados”.

Datos de carácter personal de uno de sus afiliados.
Datos de carácter personal de uno de sus afiliados.

Contactado por este diario, Rafael Oñate asegura no tener conocimiento alguno de la vulnerabilidad ni de haber sido notificado por teléfono de la misma hace cuatro años. “Sinceramente, no recuerdo haber recibido esa llamada, cuatro años es mucho tiempo pero creo que lo recordaría. Y si la hubiera recibido habría avisado sobre ello de inmediato”, asegura por correo electrónico. Askalon, la web con sede en Toledo encargada de crear y mantener la página de JSE, no ha respondido a las llamadas de este diario para conocer su versión. Pocas horas antes de publicarse este artículo, la web de Juventudes dejaba de estar disponible.

“Juventudes Socialistas no tiene ni ha tenido la más mínima constancia de este problema. Ante la información que nos ha trasladado El Confidencial, se ha procedido a aplicar el protocolo de seguridad y a bloquear la página para investigar si se ha producido algún error. En todo momento trabajamos para velar por la protección de los datos personales”, ha explicado un portavoz de JSE.

“No queremos ridiculizar”

“No falla. Si avisas de una vulnerabilidad y la publicas, la empresa u organismo afectado siempre le va a quitar hierro. Nosotros no hacemos esto para ridiculizar a nadie. Es una cuestión técnica pura y dura, lo hacemos por el reto de descubrir un fallo, reportarlo, solucionarlo y compartir conocimiento con la comunidad. Pero muchas organizaciones no te hacen caso. Otras hasta te denuncian”, explica a Teknautas Rubén Santamarta, investigador de seguridad en la firma IOActive. Santamarta se dedicó durante cinco años a cazar fallos de ‘software’ y ‘hardware’ en múltiples sistemas. Llegó a detectar entre 60 y 70 vulnerabilidades serias. Y se encontró todo tipo de reacciones al otro lado.

(Foto: iStock)
(Foto: iStock)

Uno de sus descubrimientos más recientes fue casi por casualidad: un fallo en los sistemas de entretenimiento de los aviones que permitía cambiar la película que ven los pasajeros, mover las butacas de los privilegiados de primera clase, apagar de repente todas las luces o robar los datos de las tarjetas de crédito de los viajeros. Se trataba del sistema Avionics, fabricado por Panasonic y usado por al menos 13 compañías aéreas en todo el mundo, entre ellas Iberia, Aerolíneas Argentinas, Virgin o Air France. Cuando Santamarta descubrió el problema lo comunicó a Panasonic, y no les hizo mucha gracia.

La multinacional japonesa se limitó a cerrar el acceso público al ‘software’ y también a los investigadores que lo habían denunciado, de forma que no pudieron verificar si habían solucionado el problema. En diciembre de 2016, Santamarta dio a conocer el caso por primera vez, en la convención CyberCamp y más tarde en un artículo donde pueden verse los vídeos que grabó en pleno vuelo. Mientras su revelaciones armaban un gran revuelo en la prensa internacional, Panasonic emitía un comunicado asegurando que se trataba de una “falsa alarma” y de pruebas “teóricas” e “hipotéticas”. “Otras veces va mejor”, bromea Santamarta. “A la compañía VMware le reporté tantos fallos que me ofrecieron un trabajo”.

Fuente:http://www.elconfidencial.com
Noticias de seguridad informática http://noticiasseguridad.com/vulnerabilidades/3-000-cuentas-bancarias-al-descubierto-si-un-hacker-te-avisa-de-un-fallo-hazle-caso/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s